lunes, 25 de febrero de 2013

Raza para el Reino de la Sombra: los Enanos


Viendo el éxito cosechado por la entrada de los medianos, me propongo cubrir una más de las necesidades de los usuarios de este juego. 

Estos son los enanos que utilizo en mi campaña, y mantienen la idea del enano clásico. Aunque en la página oficial del juego existe la raza, no es del todo de mi agrado por ciertas peculiaridades, así que la he modificado.


Los Enanos


Tamaño: Mediano. A pesar de que los enanos son más bajos que un humano normal, son como poco igual de pesados, y considerablemente más altos que un hobbit. 130-150 cm, 70-120 kg.

Características: FUE 11, DES 9, CON 12, CAR 8. La fortaleza de los enanos es envidiada por los guerreros de medio mundo, pero sus miembros más cortos y carácter huraño son igualmente conocidos.

Velocidad: 6 metros. Las cortas piernas de los enanos no les permitan dar largas zancadas, pero su ritmo nunca aminora.

Rasgos raciales:

Aguante: Un enano es capaz de aguantar sin parpadear jornadas lo suficientemente duras como para hacer desfallecer al burro más tozudo.
Dureza: Rara es la ocasión en la que una herida impide a un enano continuar con la lucha.
Énfasis en habilidad (+2 a dos Artesanías a elegir): Hasta los enanos más torpes son capaces de realizar trabajos de artesanía de razonable calidad, y no hay mejores artesanos.
Entorno predilecto (subterráneos): Los enanos se encuentran tan cómodos en los túneles de una mina como en el salón de su casa (que por otra parte suele estar en los túneles de una mina).
Firme: No es casualidad que en su idioma las palabras "enano" y "fortaleza" se parezcan tanto.
Infravisión 1: Una vida bajo tierra hace que la vista del enano necesite de muy poca luz para ser capaz de ver sin problemas.
Longevidad 1: Los enanos duran casi tanto como las fortalezas que construyen. Un enano puede vivir doscientos años o incluso más, envejeciendo muy poco incluso en los últimos años de su vida.
Mula de carga: Son cientas las historias que se cuentan de enanos llevando pesadas armaduras como si de una capa de plumas se tratasen, y algo de cierto hay en ellas.
Resistentes a las enfermedades: La salud de un enano es tan férrea como el mineral que extraen de sus minas.
Resistentes al veneno: El duro metabolismo de los enanos es capaz de soportar sin inmutarse toxinas que tumbarían a un caballo. 
Percepción del entorno (subterráneos): Siglos de experiencia bajo tierra enseñaron a los enanos a permanecer alerta ante la más mínima amenaza. Los que antes echaban a correr solían ser los de mayor índice de supervivencia.

Como resulta natural, la mayoría de los aventureros enanos son guerreros, pues las ocupaciones marciales son las que mejor aprovechan los naturales talentos de esta raza. La natural codicia de los enanos también ha dado ladrones de bastante talento, pero no tanto asesinos, pues es difícil retirar la percepción cultural de que atacar por la espalda es deshonrar la memoria de todos tus ancestros. No son raros los enanos que dedican su vida al servicio de sus dioses.

Su estilo de vida civilizado y en el interior de la montaña hace que los cazadores enanos sean raros como poco, y los magos son virtualmente inexistentes (aunque sí que hay estudiosos de la magia o forjadores de runas).


P.D. Si tu intención es hacer unos enanos que destaquen por su natural resistencia mágica, puedes sustituir Resistencia al veneno y Resistencia a las enfermedades (u otras dos dotes que te resulten más adecuadas) por Resistencia mágica 2, pero de esta manera haces imposible que los enanos puedan acceder a la magia (como en Dragon Age). Esta era mi primera opción, a decir verdad.
Como habilidad personal de Artesanía para los enanos, yo propondría añadir al mundo de campaña Artesanía (runas).